Precios FINALES - Transf. o contado - Comprando $7.000 ENVIO SIN CARGO en CABA Y GBA

 

Cuando el cigarrillo aumenta crecen las segundas marcas y el tabaco suelto.

Tras los reiterados aumentos que sufre la categoría de cigarrillos, desde el sector afirman que muchos consumidores deciden armar sus cigarrillos con tabaco suelto.

Más allá de los impuestos que generan este aumento, queremos destacar el cambio de comportamiento de los fumadores.

 

Atado vs Armado

En el mercado de tabaco suelto para armar encontramos marcas nacionales e importadas. Estas últimas provienen de países como Bélica, Holanda y Alemania principalmente. Además la variedad de tabaco que se encuentra es superior a la de los cigarrillos armados.

Encontramos tabacos puros o naturales de distinto tipo como Virginia y Burley, tabacos saborizados, oscuro o negro, tabaco para pipa y mezcla.

En su mayoría vienen en paquetes de 30 gramos y algunos de 50 grs. Con paquetes de tabacos de 30 grs podemos armar unos 65 o 70 cigarrillos. Generalmente representa un ahorro de un 30% con respecto al cigarrillo tradicional de atado.

 

¿Se fuma menos?

Los kiosqueros opinan que los adolescentes consumen menos cigarrillos.

A esa edad deben administrar el dinero entre salidas nocturnas, taxis, comidas y ya no tienen plata para cigarrillos.

A su vez, afirman que la gente fuma menos. El que fumaba dos atados, ahora fuma uno.

El gran cambio de comportamiento se dio en 2016 cuando los cigarrillos aumentaron un 60%. En ese entonces la gente se volcó a las segundas marcas. Con el tiempo, algunos de esos consumidores, volvieron a sus marcas habituales.

Este cambio de hábitos en el mercado también fue notado por los distribuidores, los cuales afirman que se modificó la rotación de mercadería según las marcas e incluso que les creció la venta de tabaco suelto.